Ibiza es una destinación maravillosa para ir de vacaciones y se encuentra más cerca de lo que creéis, un lugar perfecto para ir en familia y poder disfrutar de sus acogedoras playas de arena blanca y aguas turquesas y de todas las actividades que ofrece, aptas tanto para los más pequeños de la casa como para los mayores. También, os decimos una cosa, ir a Ibiza sin visitar Formentera es un pecado capital, por lo que es obligado que cargéis vuestras cosas en un ferry y visitéis esta espectacular isla… ¡Tomad nota para disfrutar de unas vacaciones increíbles en familia!

En cuando lleguéis a Ibiza el medio de transporte más cómodo y más económico para poder visitar la isla es el alquiler de un vehículo, ya que las distancias son muy cortitas y en un momento podéis ir de punta a punta de la isla. En Formentera, tenéis que acceder en barco, el coche también es una opción muy válida para desplazarse, y si sois muy aventureros, y queréis disfrutar al 100% de los encantos de la isla, alquilar una bicicleta es la mejor opción ya que con ella podéis llegar a los lugares y rincones más bonitos.

Ibiza es el destino turístico de toda España con mayor número de alojamientos, debido al abundante turismo que hay en la isla, se pueden encontrar una gran variedad de sitios donde dormir como hoteles, hostales, apartamentos y zonas de camping que se adaptan a vuestras necesidades, tanto económicas como de actividades.

Para encontrar hoteles o apartamentos más económicos la mejor zona de Ibiza es la de Sant Antoni de Portmany, pero si lo que buscáis es una zona con ambiente más familiar, la zona de Santa Eulalia del Riu es la mejor, está alejada de las zonas con más ocio y es una zona tranquila ideal para familias.

Para poder descansar en Formentera, el Hotel Cala Saona está ubicado en uno de los rincones más bonitos y tranquilos de la isla. Ofrece todos los servicios para que vuestra estancia sea inolvidable.

Dispone de acceso directo a la playa para que podáis disfrutar de la belleza natural del entorno, así­ como cuidar vuestro cuerpo y mente gracias a las fantásticas instalaciones del hotel: gimnasio, spa, wellness, tratamientos de belleza, pistas de padel, yoga…Todas sus habitaciones están perfectamente equipadas con todas las comodidades. En el restaurante podréis degustar platos exquisitos, una amplia gama de servicios de bienestar y la posibilidad de organizar en él todo tipo de eventos.

En Ibiza y Formentera hay muchas ciudades encantadoras que se pueden visitar. En Ibiza es primordial darse una vuelta por la capital, Sant Antoni de Portmany, Santa Eulalia y Santa Gertrudis. Estas ciudades combinan las actividades y el ocio con la tranquilidad y el descanso, una combinación perfecta para ir en familia.

La ciudad de Ibiza es impresionante y muy encantadora, se puede decir que es una ciudad que no descansa durante las 24 horas del día debido a la gran actividad que hay. Una de las partes más cautivadoras de la ciudad es el barrio de Dalt Vila que se sitúa en la parte más elevada de la ciudad y está rodeado por una muralla. Este peculiar barrio se caracteriza por tener las calles empinadas llenas de adoquines y también por las casas encaladas que le dan un toque muy pintoresco, el barrio de Dalt Vila es el lugar ideal para dar un paseo y disfrutar de las magníficas vistas que proporciona el terreno elevado.

La zona del puerto juntamente con el barrio de Dalt Vila es una de las mejores zonas donde comer en Ibiza debido a que están llenas de lugares donde comer y tiendas que están abiertas hasta la medianoche.

Sant Antoni de Portmany es un pueblo tradicional de pescadores, con el paso de los años se ha convertido en uno de los pueblos más activos y más turístico de toda la isla. Es un pueblo famoso por las espectaculares puestas de sol que se pueden ver desde su playa que, aunque no sea de las mejores de Ibiza, su acceso es muy fácil y desde esta se puede ir a otras playas de los alrededores que vale mucho la pena visitar como Cala Conta o Cala Bassa.

Santa Eulalia y Santa Gertrudis por otro lado son dos localidades más tranquilas, ideales para familias y para descansar del ambiente nocturno que predomina en Ibiza.

Santa Eulalia del Riu tiene unas playas muy bonitas, como la playa de Santa Eulalia y la Cala d’Es Mariners, de las mejores de la costa este de Ibiza. Su casco antiguo está situado en una colina y en lo alto se puede ver una vista panorámica genial de la zona, así como disfrutar de los muchos bares, restaurantes y tiendas con productos típicos.

Por otro lado, Santa Gertrudis se encuentra en el interior y abundan las casitas blancas que dan un toque muy pintoresco al pueblo en el que se respira un ambiente Mediterráneo encantador en todos sus rincones. Es un pueblo ideal para descansar y donde se pueden degustar platos tradicionales exquisitos en sus restaurantes. Las tiendas de productos artesanales y antigüedades y las tranquilas calles del pueblo completan los lugares de interés de este pueblecito.

Formentera por otro lado, es más pequeña que Ibiza, pero por eso menos agradable pues no deja de tener lugares encantadores los que merece la pena visitar.

Uno de éstos es el más que conocido Faro de la Mola, se localiza en el punto más alto de toda Formentera y es el faro más importante y antiguo de la isla que lleva en funcionamiento desde el año 1861 y ofrece unas vistas excelentes de la costa.

En Formentera también se encuentra el espacio natural de Ses Salines, dónde se encuentra la maravillosa playa de Ses Illetes, que es una de las más espectaculares y más conocidas de las Islas Baleares.

Viajar en familia y sobretodo con niños puede ser muy divertido, Ibiza y Formentera son famosas por sus playas y a los más pequeños les encanta ir a la playa para darse un chapuzón, así que queremos mostraros algunas de las playas y calas más bonitas y con mejor ambiente, ideales para familias.

Ibiza destaca por sus playas y calas que no tienen nada que envidiar a los destinos más paradisíacos de otros países. Según nosotros, sus mejores calas son Cala Salada, Cala Conta, Cala Vadella, Cala de San Vicente y Cala Gracioneta, y sus mejores playas Las Salinas y Playa d’en Bossa.

Lo bueno que tienen Ibiza y Formentera es que se pueden realizar un sin fin de actividades que se adaptan a todos los gustos y a todos los miembros de la familia y que sin duda alguna vale la pena realizar durante vuestra estancia en las islas.

Los más pequeños se lo pasan genial en el bosque y más aún cuando hay adrenalina de por medio… Una de las mejores actividades tanto para adultos como para niños de Ibiza es Acrobosc, un lugar en el que hay diferentes circuitos en los árboles a diferentes alturas para ir desplazándose de un lugar a otro. Los circuitos están diseñados tanto para adultos como para niños y cuentan con otras actividades tales como cuerdas colgantes y tirolinas.

Para los mayores y los futuros conductores más atrevidos, Ibiza Karting abre sus puertas de día y de noche para conducir sus 5 modelos diferentes de karts y hacerte sentir como un auténtico piloto de Fórmula 1. Seguridad, adrenalina, velocidad y diversión hacen de Ibiza Karting una atracción increíble.

¡Para los que les gustan las actividades de agua, SUP Paradise Ibiza es sin duda la mejor actividad de la isla! SUP Paradise Ibiza llevan muchos años dedicándose a actividades marítimas y ofrecen una forma inolvidable de conocer Ibiza en barco y practicando Stand Up Paddle, visitas guiadas y snorkel entre muchas otras.

A parte de actividades al aire libre, tanto en Ibiza como en Formentera hay muchas excursiones que vale mucho la pena hacer y que encantan a los niños, ya sabéis… ¡Mochila, un buen bocadillo y muchas ganas de pasarlo bien y descubrir nuevos rincones!

Es Molí de Puig d’en Valls lleva el nombre de un monte y está ubicado en la parte más alta de este. Dicho molino de harina se construyó en el año 1791 y dejó de funcionar en el año 1940. Es el único molino de la isla que tiene intacto todo el mecanismo, está restaurado y se puede visitar de martes a sábado.

Otra excursión muy divertida para hacer en familia es la visita a la Torre de sa Sal Rossa. La torre se sitúa en el municipio de Sant Josep de sa Talaia, en un camino dirección a la Carretera de las Salinas. La torre fue construida para defender la zona de los ataques piratas y desde la parte más alta de la torre se pueden ver unas vistas increíbles de la Playa den Bossa y Dalt Vila, en frente de la isla de Formentera.

La cocina ibicenca aprovecha todos los recursos de la isla al máximo para elaborar platos exquisitos y muy gustosos aparte de ser una comida Mediterránea y muy saludable. Para comer en Formentera, nos gustaría recomendaros unos cuantos restaurantes exquisitos y muy atractivos en los que podéis disfrutar tanto de buena comida como de unas vistas increíbles.

Es Molí de Sal es probablemente el restaurante más emblemático de la isla de Formentera. Un antiguo molino reformado para ofrecer en un entorno privilegiado una carta de los mejores platos típicos de Formentera y cocina mediterránea siempre acompañados de una gran gama de vinos de calidad.

Con unas vistas únicas a la playa de Illetas por un lado y al puerto de La Savina por otro lado, Es Molí de Sal tiene un ambiente y unos paisajes perfectos para dejarse llevar ante la belleza del mar durante el día, siendo también un lugar privilegiado para disfrutar de las mejores puestas de sol de Formentera.

Por otro lado, Ca Na Lina restaurante & tapas está situado en La Mola, en la isla de Formentera y está avalado por más de 40 años de experiencia. Su decoración rústica y acogedora hacen que sea el lugar ideal para disfrutar de la buena comida mediterránea.

La carta destaca por la variedad de carnes y pescados. Dispone de menú con una gran oferta gastronómica. El restaurante está equipado con una fantástica terraza y zona de aparcamiento gratuito para los clientes.

Con la ilusión de convertir Marlaca en una perla gastronómica, el restaurante Marlaca abrió sus puertas en el verano de 2012, un verdadero remanso de paz, tranquilidad y cortesía, donde disfrutar de un auténtico viaje a los sentidos en un entorno íntimo, natural y acogedor en la isla de Formentera.

Un desayuno al amanecer, almorzar con el frescor de la brisa marina, cena bajo las estrellas… aquí cualquier momento es bueno para dejarse llevar por el derroche de sabores, texturas y olores que convertirán su visita en una experiencia única.

Dejaos sorprender por el atento y profesional servicio de su equipo, seleccionado entre los mejores profesionales, que orquestan a la perfección la armonía entre una distinguida asistencia y un trato natural y cercano.

Molo47 Restaurant se encuentra en la maravillosa isla de Formentera, un lugar ideal para disfrutar del paisaje, el sol y el buen ambiente. Su cocina se basa en los auténticos sabores del Mediterráneo. En sus platos se combinan la simplicidad del ingrediente y la cura de todo detalle.

Molo47 se caracteriza por su atmósfera informal, un ambiente refinado capaz de transformar la cena o el aperitivo en un recuerdo único y especial.

Preparaos para cargar las pilas y empezar unas vacaciones con los niños en estas increíbles islas, un viaje muy especial que vais a disfrutar como si volvierais a ser pequeños otra vez. ¡Disfrutad de estas vacaciones en familia como nunca lo habías hecho y pasad un verano de lo más divertido!

PROVEEDORES DESTACADOS EN EL REPORTAGE:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This